“El mejor viaje”

 

Más allá de la tierra del mañana, no existe nada; más allá de Tomorrowland, no cabe nada. Han pasado más de 10 años desde que por primera vez, en 2005, el festival más grande del mundo abría sus puertas en Boom, Bélgica, para todos los fans de la música electrónica. Más allá de ser una experiencia que se debería vivir por lo menos una vez en la vida, la cita se ha convertido en todo un fenómeno mundial sin precedentes para demostrar lo que es, y lo que será en el futuro.

Tomorrowland pretendía ser algo más que música, lo que buscaba era crear magia. Esa magia, que te hace olvidar el pasado, vivir el presente, y demostrar que el mañana es todo un misterio. Tras haber celebrado una década de vida, cada año promete ser mejor, y extender sus fronteras a otros continentes: este año, «TomorrowWorld», en Atlanta, en septiembre, y en Sao Paulo, con el «Tomorrowland Brasil», el pasado mes de abril.

Se calcula que este año, entre los días 24, 25 y 26 de julio, la localidad de Boom volverá a reunir a más de 190.000 personas de todas partes del mundo: India, Australia, Rusia, Alemania, Chile, Canadá, España, Corea del Sur, y así, hasta 75 nacionalidades diferentes. A pesar del desorbitado precio de las entradas, entre 400 y más de 900 euros por día, se agotaronuna vez más en cuestión de minutos. Todo ello, para que los más afortunados puedan disfrutar de artistas como Avicii, David Guetta, Dimitri Vegas, Martin Garrix, Steve Aoki, Skrillex, entre otros muchos mñusicos y dj’s internacionales de renombre, que actuarán en 15 escenarios diferentes,y cuyo decorado desprenderá magia en estado puro, incluso más que los propios artistas.